image
imageimage
image

 

Elecciones españolas de 2015


En este año 2015, España juega su destino político en dos instancias electorales relevantes: las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo, y las elecciones generales que se llevarán a cabo a más tardar el 20 de diciembre.

Existe la percepción muy clara de que éste es un cruce de caminos que tendrá pesadas consecuencias políticas y económicas para los próximos años. Es un momento de muchas dudas y conjeturas. Hechos y fenómenos políticos recientes, han contribuido a generar un grado muy alto de incertidumbre sobre lo que vendrá. Esa misma incertidumbre ha contribuido a enlentecer decisiones y reflejos partidarios. A mediados de febrero, todavía existen plazas fundamentales, como Madrid, que no tienen definidos a sus candidatos.

Hay novedades políticas muy relevantes como Podemos, que deben medirse en las urnas, para que quede claro cuál es su verdadero peso, naturaleza y proyección.

Las elecciones de gran incertidumbre son las que necesitan conceptos y definiciones estratégicas más fuertes. No se trata solamente de hacer buenas campañas. Se trata de echar a andar en la sociedad ideas poderosas. No importa lo bien que expresemos nuestras ideas en una campaña, si son ideas livianas, intrascendentes o devaluadas. Las campañas españolas de 2015 necesitan, mucho más que otras del pasado reciente, una gran capacidad de creación y, por supuesto, una ejecución extremadamente sólida y coherente.

Los contextos de incertidumbre premian las apuestas fuertes y el riesgo. El riesgo, para que no nos encamine a la catástrofe, tiene que ser muy lúcidamente administrado. Estrategia, inteligencia y creatividad, van a ser las palabras clave para el éxito electoral a fines de mayo y a fines de año.

Nuestra empresa se ha desarrollado en el último año muy rápidamente en el mundo. Está en América, en Europa y en África. Tenemos nuestra sede europea en París, pero tenemos también un equipo español joven, pequeño y poderoso que nos apoya en el terreno para nuestra actividad en toda España.

Las elecciones municipales y autonómicas son una inmejorable oportunidad para poner en marcha campañas sencillas, simples, efectivas y poderosas, guiadas por una estrategia sólida, con ideas de gran fortaleza. Les proponemos iniciar la campaña con una actividad compacta, breve, de formación y capacitación, para hacer una campaña movilizada, con fibra y músculo.

Llámennos rápidamente y descubran a tiempo la inmensa ventaja de competir con una estrategia poderosa y una ejecución del más alto nivel profesional.

Comuníquese con nosotros

 

 

Nota: lo que sigue son artículos y referencias de procesos electorales anteriores.

 


 

Elecciones autonómicas andaluzas 2012


La primera instancia electoral española después de las elecciones generales del 20N va a desarrollarse en Andalucía. Previstas inicialmente para el 4 de marzo, las elecciones autonómicas andaluzas se llevarán a cabo probablemente a fines de marzo o principios de abril de 2012. Estas elecciones van a tener un peso especial para la opinión pública española. Los resultados dirán si el hundimiento del PSOE se confirma también en su región insignia, o si hay una recuperación de este partido después de la catástrofe electoral de noviembre.

El manejo de los tiempos: la variable más relevante de una estrategia electoral.

Cuando el Presidente del Gobierno de España decidió adelantar las elecciones generales, previstas para el año 2012, al 20 de noviembre de 2011, se planteó una disyuntiva para las elecciones en la comunidad autonóma de Andalucía, gobernada por el PSOE. Partiendo de la premisa de que las elecciones del 20N iban a ser pésimas para el partido de gobierno: sería conveniente hacerlas coincidir en esa misma fecha, sabiendo que lo harían en un clima de opinión pública extremadamente negativo? O las dejarían para la fecha original, arriesgando sufrir un efecto negativo adicional de arrastre, previsiblemente muy poderoso, por la inevitable victoria del PP?

Competir después de una victoria aplastante del adversario, es más difícil que competir antes de que esa victoria se haya verificado. Eso es evidente. Existen, sin embargo, varias lógicas acumuladas, y en competencia entre sí, a la hora de tratar de anticipar los resultados de una elección.

Las elecciones del 20N fueron una destrucción casi apocalíptica del PSOE generada por la explosión de una inmensa bomba de 5 millones de parados. En marzo o abril de 2012, y ya durante la campaña, esta bomba va a estar en las manos de Mariano Rajoy y del PP. La distancia entre el 20 de noviembre de 2011 y marzo o abril de 2012 es corta. Corta para que el nuevo gobierno muestre buenos resultados. Es corta también para que el PSOE, ahora desde la oposición, utilice los descontentos que puedan surgir por una frustración de expectativas.

Lo que es claro, en cualquier caso, es que el PSOE de Andalucía no va a soportar la presión incontenible de la culpabilización por la crisis que tuvo el PSOE nacional en la campaña del 20N. En el 20N los candidatos no tuvieron prácticamente ninguna incidencia en los resultados, el desarrollo de las campañas, tampoco. En la campaña de las autonómicas andaluzas va a importar mucho lo que digan y hagan los candidatos, pero va a importar más todavía cómo se hagan las campañas. El 20N, el PSOE perdió en Andalucía por nueve puntos. Un cambio importante del clima de campaña puede hacer intervenir un cambio también muy importante, paralelo, de números. Qué cifras específicas? Imposible de saberlo a priori. Sin embargo un movimiento de diez puntos, que podría hacer ganar al PSOE en Andalucía después de la catástrofe de noviembre, no es para nada imposible, a condición de que la campaña aproveche al máximo las oportunidades de esta elección.

Dr. Luis Costa Bonino

23 de noviembre de 2011

Nota: el manejo de los tiempos como variable estratégica en otros universos políticos.

La Constitución Francesa de la V República tenía una lógica conservadora, diseñada para el General De Gaulle. Una de estas herramientas asociadas a la administración del tiempo, la duración y el desgaste de los gobiernos, era la elección parlamentaria previa, en un plazo calculado para el desgaste, a la elección presidencial. El último Presidente que se benefició de esta lógica conservadora de la constitución gaullista, fue François Mitterrand, quien, después de perder holgadamente la elección parlamentaria del 16 de marzo de 1986, y después de su trabajosa cohabitación con Jacques Chirac, pudo desgastar a la derecha en el gobierno y ganó su reelección en mayo de 1988.

En el País Vasco, uno de los últimos bastiones del PSOE junto con Andalucía, la oposición presiona para adelantar las elecciones autonómicas vascas, que deben hacerse en marzo de 2013. El Lendakari Patxi López, sin embargo, ha dicho que agotará el período de su legislatura. En estos momentos, la crisis es la variable política más poderosa. Adelantar la elección es, seguramente, igual a la derrota del PSOE. Mantener el calendario original es, también muy probablemente, sinónimo de victoria.


 

 

España: elecciones generales

El 20 de noviembre se realizarán las elecciones anticipadas a la Presidencia del Gobierno Español. Una fecha muy particular. La de la muerte del General Francisco Franco. Esta circunstancia ha poblado el ambiente político y periodístico español de comentarios jocosos e irónicos. Elecciones generalísimas, fecha de desaparición de Franco y de Zapatero, etc, etc.

En esta página reproducimos y comentamos algunos contenidos de la campaña.

Síganos en:

Bienvenidos a la empresa líder de Consultoría Política

LCB - Marketing Político es, desde hace más de una década, la empresa de consultoría política líder en el ámbito internacional. Realiza campañas electorales en toda América y Europa y cuenta con el mayor índice de efectividad. Conozca más de nosotros.


La máquina del triunfo 

Conocimiento, experiencia, método. Son las tres razones que dan a nuestras campañas el máximo impacto y un nivel de éxito inigualado. Una campaña puede ser concebida y ejecutada sin errores cuando está dirigida por un maestro de consultores, con veinte años de experiencia exitosa en América y Europa, y apoyada en un equipo integrado por los mejores profesionales internacionales en producción publicitaria y comunicación política. Para alcanzar la victoria hay que apuntar a lo más alto. No economice con la calidad de su campaña, porque lo que realmente sale caro es perder la elección. Comuníquese con nosotros.


El debate Rubalcaba - Rajoy

Nota de Clara Pinar y Silvia Gamo de la revista Tiempo. Lo que está en juego en el debate Rubalcaba - Rajoy. Detrás de los argumentos: hay un decisivo debate paralelo en el terreno de las imágenes y las emociones?

"Ambos se centrarán en la crisis económica. Sin embargo, su misión ante las cámaras será convencer a los ciudadanos de cosas completamente opuestas. Según el consultor político Luis Costa Bonino, la tarea principal de Rajoy será convencer de que la crisis es puramente española y de que su gravedad es responsabilidad del Gobierno del PSOE, del que forma parte el candidato socialista. Por su parte, Rubalcaba debería llevar el debate al terreno personal, para que sea una discusión entre él y Rajoy, no entre el PSOE y el PP. Tendrá que convencer de que la crisis es internacional, no meramente española, añade Costa Bonino". Ver nota completa en:
http://www.tiempodehoy.com/espana/cara-a-cara-frente-a-los-ciudadanos


Creadores de Presidentes...

"Tener una campaña sin consultor es tener una campaña sin estrategia. Y habitualmente éstas son campañas perdedoras. A veces ganan, pero a condición de que las de los adversarios sean aún peores", asegura Luis Costa Bonino, que asesoró al propio Mitterrand y, más recientemente, a Lula y Ollanta Humala. (Diario El Mundo, España "Creadores de Presidentes. Maquiavelos del Siglo XXI". Domingo 18 de septiembre de 2011).

 

Ver la nota...


Los Candidatos. Alfredo Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy.


Debate Rubalcaba – Rajoy.
Pelea por lo que quieres, pero con estrategia.

Algunos comentarios previos al debate ya encendían luces de alerta para Rubalcaba. El Candidato se prepara solo. “He recibido muchos tweets que me dicen que sea yo mismo”. Podría haber sido un gesto de liderazgo y de autenticidad. Un guiño hacia los electores. Pero no. Era la verdad. Rubalcaba fue al debate sin estrategia y sin preparación profesional. Ocurrió lo que ocurre en estos casos. Perdió. Perdió el debate y sin duda también perdió la elección.

Rubalcaba tenía, sin embargo, una estrategia. Debía convertir la elección en un plebiscito entre dos personas, entre dos candidatos, y ser el mejor entre los dos. Para eso se había personalizado la campaña en un slogan: Rubalcaba sí. Tenía que presentar también, con sencillez y solvencia, su plan para superar la crisis. Tenía que sintetizar en pocas palabras lo que estaba en juego. Tenía que hacer una arenga poderosa, dirigida al corazón de los electores, a la manera de su vigoroso lema: Pelea por lo que quieres. Pero no hizo nada de eso.

Rubalcaba no le arrebató a Rajoy el centro del debate, ni la iniciativa. No impuso sus ideas. Leyó, por el contrario, el plan del PP y pidió explicaciones a su oponente. Le regaló a Rajoy el protagonismo, el interés del debate y, finalmente, el poder.

Este abordaje suicida del debate por parte de Rubalcaba hizo crecer a su adversario. Mariano Rajoy, después de un inicio penoso, nervioso, leyendo de manera entrecortada su texto, percibió que, inesperadamente, Rubalcaba le regalaba el debate. Poco a poco Rajoy se apoderó del rol de Presidente del Gobierno de España y Rubalcaba se sumergió en el papel de un opositor interpelante, reiterativo y quejoso.

A medida que pasaban los minutos, las caricaturas, los estereotipos de uno y otro, cambiaron. Rubalcaba pasó a ser quien no tenía plan, el confuso, el opaco. Rajoy se volvió luminoso, confiado, seguro, claro, preciso. El poder, claramente pasó a estar de su lado.

Rajoy sí tuvo asesores. Le enseñaron algunos de los principios más elementales, pero efectivos, del Marketing Político, como por ejemplo, el “puente al mensaje”. Su mensaje y tema de campaña central, era el empleo. Fue su tema en el primer bloque, que era economía y empleo, pero lo fue también en los demás. En el bloque de las políticas sociales, el tema también era el empleo. “La mejor política social es crear empleo”.

Rubalcaba habló de más impuestos y reducción de cargos. Palabras generalmente prohibidas en cualquier debate. De temas espinosos. De matrimonio homosexual y de aborto. Mariano Rajoy habló de empleo y de una luz en el túnel.

Mariano Rajoy supo que su interlocutor era el público, no el adversario. Era claro que le hablaba siempre a los muchos millones de españoles que lo miraban por televisión. Rubalcaba en cambio, parecía que quería solamente ganarle la discusión a Rajoy, no necesariamente ganar la voluntad de los espectadores ni ganar las elecciones.

Este debate tenía un debate paralelo que se desarrollaba, no en los argumentos, sino en la imagen, en la emoción, en las actitudes, en los gestos. Éste era realmente el debate decisivo, y este debate también lo ganó Rajoy. Rubalcaba circulaba entre afirmaciones débiles y dudas:”Creo que usted no lo va a hacer…” o “si eso se confirma…”. Rajoy respondía con autoridad y certeza: “Lo que voy a hacer, lo digo yo”.

La imagen de Rajoy era buena, estaba descansado, tenía energías, se sentía cómodo. Rubalcaba seguramente había dormido menos, se veía cansado, no tenía demasiada energía ni en sus gestos ni en sus argumentos.

Las escasas posibilidades del PSOE estaban depositadas en el desempeño de Rubalcaba en este debate. Porque presuntamente Rubalcaba comunicaba mejor y tenía más liderazgo que Rajoy. Sin embargo hasta que un candidato no se enfrenta con su oponente cara a cara, nadie sabe quién es quien.

Rubalcaba ha perdido este debate. Pero no por ser menos que Rajoy. Lo ha perdido por no recordar que las campañas electorales y los debates son materia de conocimiento especializado. Rubalcaba se olvidó de su estrategia, y quien compite en una campaña sin estrategia, pierde. Rubalcaba no utilizó las técnicas básicas de campaña que usualmente se nombran bajo el título de Marketing Político. “Ser uno mismo” no quiere decir prepararse para un debate de manera casera. La frescura, la autenticidad y la verdad es lo que necesita más dedicación y más trabajo profesional. Rajoy sí lo hizo y ganó el debate. Las encuestas hablan de un triunfo de Rajoy por estrecho margen. La realidad es que Rajoy ganó por muy amplio margen. Porque la evaluación pertinente de los resultados de los debates es cualitativa, no cuantitativa.

Es difícil explicar porqué Rubalcaba preparó tan mal un debate evidentemente decisivo. Tal vez confundió la personalización, como terreno estratégico, con la personalización en las decisiones y en la preparación técnica de su campaña. El triunfo de Rajoy traerá seguramente como aprendizaje para el PSOE, que las elecciones se ganan por muchos factores, pero uno que no puede soslayarse, es el diseño de una estrategia profesional de campaña, que sea implementado de manera sistemática en todos sus contenidos. Entre ellos figura, en primer plano, una línea estratégica clara de debate, que permita conquistar, en menos de dos horas, un importante objetivo de campaña y tal vez varios millones de votos.

Luis Costa Bonino
Doctor en Ciencia Política del Instituto de Estudios Políticos de París
Director General de LCB – Marketing Político
 


Breve análisis de la encuesta del CIS

El primer día de campaña comenzó agitado por la mega encuesta del CIS. El Centro de Investigaciones Sociológicas encuestó a 17.236 ciudadanos de toda España. Estas grandes encuestas tienen, a pesar de los números, o a favor de ellos, más información cualitativa que cuantitativa de las circunstancias de la elección. Lo que importa no son los cuadros de intención de voto, sino el conocimiento que proveen de los electores, el cual permite hacer un análisis muy fundamentado de la realidad.

Hay un viejísimo chiste que dice que las encuestas son como las bikinis, porque lo que muestran es muy importante, pero lo que ocultan es esencial. Nunca mejor aplicado este chiste que a la mega encuesta del CIS. Esta encuesta ha caído como un balde de agua fría para los simpatizantes del PSOE, porque se han divulgado esencialmente unas interpretaciones de esos números, trasladados a intención de voto, que yo no comparto en absoluto, y que darían un triunfo del PP más abultado todavía del que anuncian otras encuestas.

En mi opinión lo más relevante de esta encuesta son estos datos:

Entre quienes dicen explícitamente que no han decidido su voto y quienes no contestan, hay un 40% de partida de "indecisos". A este número hay que sumarle una porción de electores no menor, que prefiere expresar algún voto, o su voto anterior, antes que decir que no sabe. Lo que queda clarísimo en esta encuesta, absolutamente claro, es que al día de hoy la mitad de los españoles no tiene idea de por quién va a votar.

En lo que concierne a los candidatos, hay una preferencia levemente superior por Rajoy, de menos del 2%, en realidad un empate técnico en el entorno del 37% para cada uno.

Los datos de evaluación de los problemas del país son demoledores en lo que refiere a situación económica y empleo, donde los números son de extrema desaprobación y descontento, aunque solamente un 20% de los españoles creen que el PP haría mejor las cosas en ese tema que el PSOE.

La información, sin embargo, más relevante y más negativa para las posibilidades de triunfo del PSOE, es la creencia, mayoritaria al extremo y que empapa la sociedad española, de que en estas elecciones el PP va a ganar por una amplísima mayoría. Al día de hoy, el problema principal de campaña del PSOE no es la política, ni siquiera la economía,  y mucho menos su candidato. El gran problema electoral hoy del PSOE es un problema psicológico, que es la creencia, difundida entre sus adversarios, pero peor, entre sus simpatizantes, de que va a perder las elecciones.

Para la mitad de los españoles nada está dicho en esta elección. Pero las posibilidades de que el PSOE revierta previsiones y encuestas y tenga un buen desempeño, dependen de que la campaña se centre en levantar el espíritu de sus simpatizantes y compensar esta creencia derrotista. En una elección marcada por los problemas económicos nacionales y mundiales, hay que escribir, sin embargo, en el cuartel general de campaña del PSOE: Es la Psicología, estúpido!

Dr. Luis Costa Bonino

4 de noviembre de 2011

Descargar aquí la encuesta del CIS.


Cinco requisitos estratégicos para el triunfo de Rubalcaba

Dr. Luis Costa Bonino

12 de septiembre de 2011.

En pocas elecciones parecen pesar tanto los aspectos subjetivos y psicológicos como en la que se va a realizar el 20 de noviembre por la Presidencia del Gobierno de España.

En la actual campaña para las elecciones generales reina el miedo y la falta de liderazgo.

El aspecto más relevante del clima político es la profecía colectiva, en afanosa búsqueda de autocumplimiento, que han enunciado los militantes y seguidores del PSOE, que dice que, irremediablemente, van a perder la elección.

Esta idea no está sustentada en hechos, sino en sentimientos, que generalmente van del miedo al pánico. La sensación de fracaso político, y la pérdida de las elecciones de mayo, hacen suponer que ya perdieron las elecciones generales de noviembre.

La realidad, como puede verse, sin ir más lejos, en la encuesta publicada en el día de hoy, lunes 12, en El País, es que la identificación partidaria entre el PP y el PSOE no es esencialmente diferente, que el deseo de que triunfe un partido u otro tampoco difiere de manera relevante. La comparación, por otra parte, entre Rubalcaba y Rajoy favorece de manera clarísima a Rubalcaba. Hoy la noticia, sin embargo, es que en intención de voto, el PP aventaja por 14 puntos al PSOE.

Esta encuesta, lo menos importante que tiene, sin embargo, es el cuadro de intención de voto.

Estando todavía lejos el día de la elección, el proceso real de decisión de voto para noviembre todavía no se ha generado. Lo que aparece en las encuestas, lo que la gente responde, refleja antes que nada el voto anterior, y no el voto futuro. Cuando no se ha tomado la nueva decisión de voto, quienes responden, expresan su voto anterior, En este caso lo que votaron en mayo. De hecho, los valores de intención de voto hoy, coinciden casi completamente, con desvíos que son muchísimo menores al propio margen de error de las encuestas, con los resultados de las elecciones del 22 de mayo.

Hoy no está nada dicho. Está todo por hacerse. Hoy casi la mitad de los españoles no saben con seguridad por quién van a votar el 20 de noviembre. Aunque las encuestas pongan como “indecisos” un número mucho menor de electores.

El PP hace bastante más de un año que no sube su intención de voto. Los cambios y las diferencias los da el estado de ánimo de los votantes del PSOE. De la misma manera que en el PSOE el sentimiento dominante es de temor y desazón, en el PP es de júbilo y euforia. Esto es así porque en el PP imaginan que su adversario les va a regalar la mayoría absoluta. Una mayoría absoluta que el PP sería totalmente incapaz de conquistar por sí mismo.

Esta elección no es solamente una elección marcada por la subjetividad y los sentimientos. Ésta es una elección marcada por una gravísima ausencia de liderazgo. En esta elección el que tenga liderazgo gana, y el único que puede manifestar un liderazgo claro y poderoso es Rubalcaba. Por supuesto Rubalcaba tiene la opción, totalmente libre, de manifestar liderazgo y ganar, o de no hacerlo y perder.

En el PP, Mariano Rajoy está más allá de toda posibilidad de ganar ésta elección a fuerza de liderazgo. Rajoy tiene otras virtudes, pero no ésa. Mariano Rajoy es un ajedrecista que sólo sabe jugar con las negras. De manera reactiva, nunca proactiva. Siempre respondiendo a las iniciativas de los otros.

Lo que tiene que hacer Alfredo Pérez Rubalcaba para ganar la elección es lo siguiente:

Primero. Fijar como objetivo de su campaña, precisamente, ganar la elección. Rubalcaba y su entorno deberían saber que esto no es solamente una expresión de deseo, sino una posibilidad real y concreta. Plantear correctamente el objetivo de campaña es la base de la estrategia y una buena parte de la obtención del propio objetivo.

Segundo. Plantear la campaña electoral en un terreno de Personalización. Hay que llevar a los electores a que elijan entre dos personas para presidir el Gobierno de España. El debate no debe plantearse entre partidos, ideologías o programas, sino entre las personas de los candidatos.

Tercero. Debe poner en la responsabilidad de fijar su estrategia de campaña y de producir sus contenidos de campaña, a un profesional, y no a un aficionado, como hasta ahora. Una campaña electoral es algo demasiado importante para confiárselo a un publicista. La venta de un detergente puede resolverse con testimoniales de casting. La credibilidad de un candidato, y el sentimiento de verdad que debe transmitir, no puede de ninguna manera trabajarse así.

Cuarto. Rubalcaba debe producir un Plan de Gobierno simple, breve, sencillo y poderoso. Más un plan de emergencia, que un programa de gobierno extenso. Este plan de gobierno será su bandera, pero no su mensaje.

Quinto. Su mensaje, su único mensaje, su poderoso mensaje será su Liderazgo. La única estrategia electoral efectiva que al día de hoy tiene el PP, y también Izquierda Unida, es esperar por los despojos que una debacle del PSOE les deje. El único camino seguro para un desastre electoral del PSOE sería un vacío completo de liderazgo, consentido por su candidato.

El candidato Rubalcaba tiene buenas posibilidades, pero no tiene opciones. Si cumple estos cinco requisitos gana. Si deja cualquiera de estos cinco puntos pendientes, con la misma seguridad, pierde. Y pierde muy mal. Entonces, y siempre con la venia del candidato, el pánico y las profecías colectivas del PSOE habrán tenido finalmente la razón.
 

Encuestas de intención de voto para las elecciones generales de España 2011.


Descargue gratuitamente en formato pdf el "Manual de Marketing Político" del Dr. Luis Costa Bonino, el libro de consultoría política más divulgado en lengua española.


PSOE. Alguien en quien confiar...

Los roles comunican mucho más que las palabras. Hace años, John Kennedy decía: "Abraham Lincoln dijo una vez que los Estados Unidos de América no podrían vivir mitad libres y mitad esclavos. Hoy decimos nosotros que el mundo no puede vivir libre solamente en una mitad..."  La idea de apropiarse de roles históricos y postular para nuestro candidato un rol homólogo es muy vieja, pero muchas veces efectiva. En este spot se presenta a Rubalcaba como piloto de tormentas después de evocar momentos históricos relevantes ligados a grandes líderes. Este spot es una apuesta fuerte. Es también riesgosa, si el candidato real no está, en la campaña, a la altura de estas comparaciones, que pueden parecer a muchos exageradas.

 

 

PSOE. Un país con grandes ideas...

Un país con grandes ideas se merece un Presidente que las tenga. Esta frase lo dice todo. Es un buen contenido de campaña, a condición de que el Candidato incorpore efectivamente estos contenidos estratégicos en su acción y en su imagen. La premisa de toda la campaña del PSOE, y su comunicación publicitaria, es muy buena. Pero el desempeño del candidato y la campaña de tierra parecen estar en otro universo. El requisito de funcionamiento efectivo de este spot era que en una ocasión clave, el debate del 7 de noviembre por ejemplo, Rubalcaba hubiera demostrado que, efectivamente, era el candidato con mejores ideas, el más inteligente y el más confiable. Pero no lo hizo. Perdió el debate y, en el mismo momento, perdió credibilidad y efectividad esta muy buena campaña de aire.

 


 

PP. La concordia es mejor que el enfrentamiento.

Este spot del PP aprovecha con habilidad las grietas de sentido del slogan del PSOE "Pelea por lo que quieres", que evoca la lucha por un ideal o por derechos, pero no tiene connotaciones de violencia social, como le hace decir el PP. Es un buen spot de contraste negativo-positivo. La gran mayoría de los españoles no está contenta con la situación de la economía y el empleo, y el descontento legitima y habilita este tipo de spots y los hace electoralmente efectivos.

 

 

 

PP. La herencia del PSOE.

Aquí tenemos un doble fusilamiento mediático: a la gestión del PSOE, y a la responsabilidad política del candidato Rubalcaba. El PP pasó de una comunicación soft y positiva a una muy dura y descalificatoria. En la sociedad hay tensiones y crispación, y la comunicación de campaña las refleja. La campaña negativa que funciona es la que muestra cosas que están ya en la cabeza o en el corazón de los electores. Y todas las cosas que muestra este spot, efectivamente sí lo están.

 

 

PP. El Empleo. Única Estrategia. Único mensaje.

La mejor cualidad de una estrategia, es que sea única. Cuando hay varias estrategias no hay ninguna. La mejor cualidad de un mensaje, es que sea único. Más vale un buen argumento que diez mejores. La mejor cualidad de la campaña del PP es que se sustenta en una única estrategia y un único mensaje: El Empleo. Es un argumento muy poderoso para los españoles. El mensaje de sus spots es el mismo mensaje de su candidato. Así se ganan las elecciones. Como los boxeadores. Golpeando una y otra vez en el lugar que más le duele al adversario.

 

PSOE. Ojalá...

Rubalcaba estrenó su plataforma de apoyo "Ojalá que suceda...", con artistas e intelectuales. No hubo muchos músicos, pero frente a la seriedad de la crisis, más vale Federico Mayor Zaragoza que Joaquín Sabina, quien fue uno de los apoyos de Zapatero en la elección anterior.

El PSOE ha entrado en una etapa fuerte y acertada de campaña. No tanto por sus contenidos publicitarios, sino por el acierto en la comunicación de sus dirigentes. Zapatero asumió toda la responsabilidad por las dificultades de los españoles ante la crisis. No fue un simple ejercicio de castigo autoinfligido. Tampoco fue una acción kamikaze para despejarle el camino a Rubalcaba. Fue una demostración de grandeza, liderazgo y responsabilidad. Rubalcaba, a su vez, tampoco evadió ninguna responsabilidad política. Al contrario. Dijo que estuvo, que está y que seguirá estando ahí. En el gobierno o en la oposición.

La campaña tiene un slogan. Pero la palabra que es el concepto eje personal de Rubalcaba, y también de Zapatero, desde un costado de la escena, es RESPONSABILIDAD. Responsabilidad por el presente de España, y responsabilidad frente a las promesas de campaña que se presentan a los españoles, y que condicionarán el futuro inmediato de España.

Ojalá tiene también su spot. En la misma línea testimonial de Rubalcaba sí.

 

 

 

La campaña del PSOE es muy buena, pero no lo es en la producción de sus spots testimoniales. En los spots de este género no se pretende buena producción, sino verdad. Este spot, como el de Rubalcaba sí, no es un vox-populi verdadero, sino palabras a la cámara con casting y guión. Si los dos spots testimoniales hubieran sido realizados con testimonios encontrados y no construídos, habrían redondeado una gran campaña electoral. Aún así, la campaña que Rubalcaba se puso sobre sus hombros, le dará muy buenos resultados. O el milagro de una victoria, o una derrota muy peleada y muy honrosa.


La tapa del libro: no es bueno convertirse en divulgador del mensaje del adversario.

En el "Debate a cinco", de RTVE del miércoles 9 de noviembre, Pere Macías de CIU, reprochó a Ramón Jáuregui del PSOE, el contenido de un spot de televisión del PSC. Este spot, hecho para Cataluña, por obra de Macías se hizo nacional y multiplicó su impacto y su visibilidad. Un spot fuerte, recordable, que dice que para los catalanes no es lo mismo Rubalcaba que Rajoy. Un contenido polarizador, efectivo, que va directo al grano. Lo presentamos aquí. Moraleja: cuando un adversario nos golpea, tratemos de que nuestra respuesta no multiplique el poder de ese golpe.

 

 

Pelea por lo que quieres. Slogan de Campaña del PSOE.

El último pétalo de la Daisy Spot: niño rico, niña pobre.

El Daisy Spot, el spot de la Margarita, fue el spot de campaña más célebre de la historia del Marketing Político. Hecho en 1964 para el Partido Demócrata, contra Barry Goldwater. Modelo clásico de spot negativo, utilizó el miedo de la sociedad por la bomba atómica. Desde entonces, cuando un candidato o partido apela a la protección del Estado en su campaña, surge una niña, el arquetipo de alguien que necesita protección, como sujeto de la acción. En este caso el miedo, las nubes negras sobre el destino de la niña, el temor sobre nuestro futuro, sobre nuestros hijos, la bomba atómica social, son los recortes del PP. Tiene todo lo que debe tener un buen spot negativo: un mensaje claro, directo, emotivo, que utiliza a favor de quien lo hace, y sobre todo, en contra del adversario, un temor importante, real, preexistente en un sector amplio de la sociedad. Este spot participa plenamente del mensaje central y slogan del PSOE, "Pelea por lo que quieres". Este spot sí funciona (última semana de octubre de 2011).

 


Súmate al cambio: slogan de campaña del PP.

El PP estrena su slogan: Súmate al Cambio, con un spot de televisión muy extraño y contradictorio. Es un spot conservador para apoyar una idea de cambio. Todo el mensaje del spot, de alguna manera, desmiente el mensaje de la campaña. Es un spot conservador que dice que no hay que perder la esperanza, que lo que queremos los españoles siempre lo intentamos una y otra vez y al final lo conseguimos, que los españoles no se rinden. Súmate al cambio es el slogan de la campaña, pero el slogan efectivo del spot es Saldremos Adelante. Si al final apareciera Rubalcaba, en lugar de Rajoy, redondearía un  buen spot del PSOE. Porque el mensaje que empapa todo este spot es, sigamos con lo que tenemos, que al final del camino nos va a ir bien y vamos a estar todos contentos.

Este spot tiene otros problemas graves. Tiene problemas de redacción y de sentido. En un extraño giro discursivo, termina diciendo que la voluntad es algo con lo que nadie cuenta. Por último, hay un principio básico de construcción de estrategias y de eficacia de campaña que es: las estrategias se hacen a medida. No se deben hacer nunca campañas de confección. El PP, sin embargo, optó por "Súmate al Cambio", que es un slogan de confección, un "prêt-à-porter" publicitario, que ya había usado, palabra por palabra, Sebastián Piñera en Chile.

El PP parece estar ganando las encuestas. Pero la campaña de esta semana, la está ganando por amplio margen el PSOE. Habrá que ver si esta novedad cualitativa tiene efectos cuantitativos en las próximas semanas.

 


Spot de campaña de Rubalcaba.

 

 

RUBALCABA SI?

Lic. María Bocchi. 8 de septiembre de 2011.


Rubalcaba presentó su nuevo spot de campaña de cara a las elecciones del 20 –N. Bajo el slogan “Rubalcaba, sí”, el candidato del PSOE busca despegarse de Zapatero y de un PSOE debilitado luego de perder las elecciones autonómicas y municipales de mayo.


El spot, del tipo testimonial, no parece resolver los problemas que presenta la candidatura de Rubalcaba, sino más bien reforzarlos. En primer lugar porque parece interpelar directamente a Zapatero (lo cual ya rápidamente señalaron sus opositores del PP). El “Rubalcaba, sí” es una forma de decir “Zapatero, no” . Sin nombrarlo, Rubalcaba parece no poder evitar referirse a su peor miedo que no es Mariano Rajoy sino Zapatero. En segundo lugar, la estrategia de esconder al partido (el logo del PSOE aparece recién al final del spot y casi tratando de que pase desapercibido) es siempre peligrosa. Básicamente porque aunque se lo esconda todos sabemos que el PSOE está allí. Y en general el acto de esconder siempre genera desconfianza en los electores.


La realidad es que el éxito de Rubalcaba no depende tanto de sus esfuerzos por diferenciarse discursivamente de Zapatero, de advertirle a los electores a través de un slogan que él no es Zapatero, sino de mostrarse como un líder capaz de navegar con éxito la crisis que atraviesa España. Porque en la estrategia de diferenciarse de Zapatero siempre va a ser perdedor. Si el terreno de campaña va a ser quien está más lejos de Zapatero el ganador va a ser siempre el candidato del PP, Mariano Rajoy.


Lo que sí es cierto es que el mejor terreno de campaña para Rubalcaba es la personalización de la campaña. Pero la personalización de la campaña no se logra escondiendo al partido, sino con un candidato que se muestre con gran liderazgo y con una oferta política que incluya medidas concretas para hacer frente a la crisis. La personalización de la campaña se logra en diálogo con su adversario, en este caso Mariano Rajoy, en diferenciarse positivamente de él, y no de Zapatero. Rubalcaba necesita una campaña poderosa, con un mensaje poderoso hacia los electores, que transmita seguridad y firmeza.


De alguna manera en esta elección, y como ocurre en general en las elecciones que se dan en contextos de crisis, los electores estarán más inclinados a votar por aquel candidato a quien perciban como un “salvador”, por aquel candidato con el cual se sientan más “protegidos”. Las cualidades enumeradas en los testimoniales del spot de Rubalcaba, tales como “ser listo” o “da confianza” no parecen suficientes para generar este perfil del candidato “salvador”, y por el contrario parecen acentuar su debilidad.


En el otro extremo, su adversario, Mariano Rajoy, con el PP por todo lo alto, apuesta fuerte y presenta un slogan del tipo “ya ganamos”: “Empieza el cambio”. Una apuesta tal vez demasiado triunfalista y arriesgada pero que en contraposición con la debilidad y los titubeos de Rubalcaba puede resultar muy exitosa.
 

María Bocchi es española. Licenciada en Ciencias Políticas y Directora de Proyectos de LCB - Marketing Político.


 

Personalización: la llave de la campaña de Rubalcaba.
 

Dr. Luis Costa Bonino. 10 de septiembre de 2011.


El spot de Rubalcaba trata de construir seducción y confianza con una larga lista de presuntas virtudes, enumeradas por testimonios irreales, guionados y con personajes seleccionados por casting.

Este spot no logra ni seducción ni confianza. La seducción no está jamás al final de un largo camino de enumeración de virtudes. Nadie seduce a una chica enviándole un currículum. Ningún candidato seduce a sus electores enviándole una lista de virtudes por televisión.

Ya lo decía Winston Churchill de un adversario insulso y honesto: “Este hombre tiene todas las virtudes que detesto y ninguno de los defectos que admiro”. A la hora de votar por un candidato, el elector piensa en qué ventaja va a tener él, como ciudadano, como elector o consumidor, para su vida, si vota por uno o por otro candidato. No piensa jamás en qué ventaja le lleva el candidato a los demás en número de virtudes.

Y cuáles son esas virtudes? Ser listo? Explicar las cosas? Muchas de las cualidades que hacen a las personas insoportablemente aburridas.

Este spot puede generar cualquier reacción de los electores, menos confianza. Los electores no necesariamente saben de comunicación, pero perciben lo que es verdadero y lo que es falso. Los spots políticos de televisión testimoniales, los “vox-populi” tienen, como requisito imprescindible, absoluto, que sean espontáneos y reales. Para eso los operadores de cámara trabajan incansablemente haciendo preguntas a cientos, a miles de personas anónimas, sobre el candidato, hasta que encuentran un testimonio que golpea por su autenticidad, por su giro popular, por su toque pintoresco. Los testimoniales, como diría Picasso, no se buscan, se encuentran.

Estos testimoniales del spot Rubalcaba sí, delatan falsificación, guiones, ensayos, casting de tipos sociales y demográficos. Parecen estar hechos por una empresa de opinión pública, no por un artista, y mucho menos por un estratega.

Los testimoniales “vox-populi” son contenidos de campaña que se utilizan cuando el candidato ha tenido mucho éxito y ha estado sobreexpuesto a las cámaras. Rubalcaba, en cambio, debería tratar de convencer directamente al electorado, tal como es, sin buscar el reflejo distorsionado de testimonios construidos. Más vale candidato feo, decidido y capaz, que un falso testimonio social o un photoshop verbal, hecho por electores de casting.

Rubalcaba tiene que personalizar la elección, plantearles a los electores que la elección no es entre la crisis y el cambio, entre el PSOE y el PP, sino entre la persona de Mariano Rajoy, como candidato, y su persona. Su primer spot de campaña no puede desmentir una estrategia tan obvia y obligada, poniendo a desconocidos a recomendarlo a él, sino que él debería estar al frente de todos, en una esgrima directa y decisiva con Rajoy. La única chance que tiene Rubalcaba es la que conquiste por sí mismo en su campaña. En la campaña de Rubalcaba, el propio Rubalcaba tiene que ser su vocero, su escudero, su jefe de campaña, su mensaje y su discurso. El 20 de noviembre, el electorado va a ser el único árbitro que pueda juzgar si Rubalcaba tiene los méritos necesarios para ser Presidente del Gobierno de España, y sólo valdrán los argumentos que su propio desempeño como candidato pueda exhibir. En un contexto electoral donde hay más de 10 millones de abstencionistas, sólo una persona; no un partido, no un programa, puede alterar los equilibrios electorales y cambiar el destino ya demasiado anunciado por encuestas y proyecciones. Rubalcaba no sólo no puede decir que va a perder, sino que debe ponerse su traje de guerrero, y decir que va a ganar, y que él va a ser el encargado de liderar ese triunfo. Sólo un desempeño excepcional de Rubalcaba como candidato podría cambiar los muy feos pronósticos que se ciernen sobre el PSOE. Sólo Rubalcaba. Rubalcaba, sí.

Dr. Luis Costa Bonino
10 de septiembre de 2011
 


 

La respuesta que no se hizo esperar...

Un día después de haberse conocido el spot Rubalcaba sí, llegó la respuesta del PP. A través de Nuevas Generaciones del PP. NNGG. Muy eficaz en su contenido y muy correctamente asumido por NNGG como vocero. El Candidato nunca puede ser el vocero de las campañas negativas. La estrategia se identifica con el juego de ajedrez por muchas razones, una de ellas es porque, para jugar bien, hay que saber anticipar las jugadas del adversario.

 


Y el spot para Maria-No...

Una campaña que promete emociones fuertes. Otro spot envenenado. esta vez contra Mariano Rajoy. Connotaciones fuertes en ambas partes de su nombre. También firmado por las agrupaciones jóvenes. Algo más que bromas juveniles.

 


La Estrategia de Campaña de Izquierda Unida

Cayo Lara candidato de Izquierda Unida.

Bajar Documento: Borrador de Estrategia Electoral de Izquierda Unida (haga clic en el icono pdf)

 

LA ESTRATEGIA ELECTORAL DE IZQUIERDA UNIDA
Dr. Luis Costa Bonino
10 de septiembre de 2011

La Estrategia Electoral de Izquierda Unida no es una estrategia electoral. Tampoco es una estrategia política. Es un documento de análisis de la coyuntura política española y de la situación de esta organización en ese contexto. Es esencialmente un documento táctico que explora, con reflejos de izquierda muy arcaica, ciertos cursos de acción que le permitan no bajar del cinco por ciento de los votos, aunque tampoco subir más allá del diez.

Izquierda Unida tiene reflejos de minoría muy difíciles de superar. Parece ver sus problemas solamente en la experiencia de los demás. Critica al PSOE que sólo apunta a mantener su electorado, y que no aspira a crecer, a pesar de los más de once millones de abstencionistas. Un ejemplo extremo de una fuerza política que no puede mirarse a sí misma. Exactamente lo que denuncia en el PSOE, es lo que concibe como objetivo estratégico para sí misma.

Las dos palabras clave del documento son Crisis y Movilización. Un contexto de crisis al cual Izquierda Unida va a responder con Movilización. Movilización es denuncia, manifestaciones, conflicto, protesta. El documento propone ver a la precampaña como sinónimo de movilización. La primera fase de la campaña de Izquierda Unida será de movilización y denuncia. El tema del 15M y de los indignados parece fascinar al autor del documento. Casi tanto como la idea de hacer soplar esos vientos en las velas de Izquierda Unida.

Izquierda Unida apuesta muy firmemente a la debacle del PSOE y a la idea, todavía sin ninguna confirmación, de que la mayoría de quienes huyan del PSOE irían a refugiarse en la IU. Apenas uno comienza a leer los contenidos estratégicos de Izquierda Unida le viene la idea insoslayable, de que todos esos planes van a generar un incontenible júbilo en el PP. Sin embargo la Izquierda Unida, con un optimismo a toda prueba, piensa que el descontento social, la crisis, las denuncias, las manifestaciones y los tumultos van a favorecerlos a ellos y no al PP.

Izquierda Unida plantea una campaña para militantes. Quiere ser la alternativa a un bipartidismo que critica, pero no tiene ningún plan para los millones y millones de abstencionistas, o de gente poco interesada en la política. Esa gente que hace ganar o perder a los candidatos y a los partidos, y que tiene una aversión completa por los conflictos sociales, las manifestaciones y los disturbios. Por si quedara alguna duda, el documento dice con toda claridad que se dedicarán a buscar el voto de la izquierda-izquierda.

Izquierda Unida no sólo plantea una campaña para militantes, sino una campaña para militantes de otra época. Habla de movilización en la calle, como valor absoluto, habla de “condiciones objetivas”. Su oferta de valores está compuesta por ilusión, firmeza, coherencia, solvencia. Una campaña polarizadora. Democracia directa. Todos valores ideológicos, en momentos que la crisis despierta nostalgias tal vez más materiales y concretas.

De todo el documento, lo más llano y razonable es su manifiesto keynesiano. La propuesta central: gran inversión pública para generar empleo. Una perspectiva desde la izquierda para ver una luz después del túnel de la crisis.

Este plan, a la izquierda del PSOE, puede dar la medida de las pérdidas gigantescas que podría tener el PSOE y, sobre todo, de las ganancias desmesuradas que podría tener el PP.

Si el PSOE no acierta con su campaña personalizada en Rubalcaba, el PP se quedaría solo con una inmensa cantidad de electores, que huirían tanto de la crisis y de un gobierno en retirada y en pánico, como de una izquierda radicalizada que sueña con disturbios y asonadas y que parece estar perdiendo peligrosamente las amarras con la lógica formal y el sentido común.

Por último, esta “Estrategia Electoral”, no define ningún procedimiento de captación del voto fuera del voto militante, del voto duro, natural, iniciado o convencido. Los muchísimos millones de electores sin identificación política, ideológica o partidaria, sencillamente no cuentan para Izquierda Unida. Una explicación más que evidente para su impotencia política crónica.

Por ahora, la mesa está servida para el PP. Que no tiene una campaña muy notable por el momento, que no tiene un gran candidato. Pero que tiene las circunstancias de la elección a su favor. El documento de Izquierda Unida deja en claro que no hay que esperar novedades por ahí. El único elemento que podría hacer cambiar la deriva de una elección que parece mostrarse sin sorpresas, sería un fortalecimiento personal de Rubalcaba y un giro de timón a su campaña. Muchas veces las campañas electorales son la historia de lo que los candidatos no hacen, y de malas campañas que ganan por tener enfrente otras campañas que son todavía peores.
 


Visite la página de Perú, donde presentamos los contenidos de estrategia diseñados por LCB-Marketing Político que llevaron a la victoria a Ollanta Humala. Haga clic aquí...


 

España: elecciones autonómicas 2011

LCB- Marketing Político en las elecciones autonómicas y municipales de 2011


Nuestra empresa ha iniciado trabajos de precampaña en varias comunidades autónomas de España, preparando a sus candidatos y equipos para las elecciones de mayo. Los trabajos iniciales son principalmente seminarios de capacitación en Marketing Político y Técnicas de Campaña para los militantes y cuadros políticos locales, organización de equipos de campaña, estudio del electorado y diseños de estrategias para mayo de 2011.

Estas elecciones van a ser muy competidas en la mayoría de las comunidades. Una preparación temprana de los candidatos, los equipos y la estrategia son la clave para alcanzar el éxito.


Reproducimos abajo un artículo de Juanjo García Gómez publicado en El Mercantil Valenciano .

Cómo se gana una campaña electoral
Barberá no compró el visón que le exigió un figurante del cartel electoral y el globo de Pla que debía marcar el inicio del cambio fue un fiasco. Son pifias de unas campañas cuyo secreto todos aspiran a dominar.


Juanjo García Gómez
Valencia


Dicen los expertos que una buena campaña, por sí sola, no gana elecciones pero una mala puede arruinar las expectativas de un candidato. De la cocina de las contiendas electorales, con los comicios autonómicos y locales de 2011 a la vuelta de la esquina, sabe mucho el valenciano José Luis Sanchis, consultor y miembro del selecto grupo de expertos en marketing político, esos "gurús" a los que muchos encomiendan su suerte en las urnas. Sanchis, coautor del libro "Ganar el poder", publicado recientemente sobre la experiencia de 87 campañas, es también firmante de un auténtico tratado sobre la materia, "Cómo se gana el poder", que vio la luz en 1996. Ha trabajado con 12 partidos de toda la gama ideológica en España y dirigido a veinte presidenciables. En 16 ocasiones salió victorioso. Pero no hay una fórmula mágica basada en las técnicas de marketing.


"Está la experiencia pero también hay que hacer mucho caso al candidato, su intuición. Luego éstos muchas veces hacen lo que quieren", recuerda Sanchis, quien evoca cómo Suárez en 1979, desoyendo a todos los asesores, incluido él mismo, hizo un discurso contra el aborto "y esa noche sacó un millón de votos".


¿Qué es lo que esperan los electores? Es lo primero que hay que saber para empezar a trabajar, una misión en la que hay que ayudarse de las encuestas de opinión pública y de voto, estadísticas sociodemográficas y análisis de anteriores resultados. A partir de ahí viene el diseño de la estrategia. Esto es, hacia quién dirigir los mensajes, a tus votantes tradicionales y a aquellos frustrados con el Gobierno socialista por la crisis, como puede pretender el PP; a los desencantados con el PSOE, como aspirará IU; o a recuperar electorado propio, como incidirán los socialistas.


Luego hay que definir el terreno sobre el que se quiere centrar la campaña, los temas (¿corrupción? ¿crisis económica?) y el tono. El uruguayo Luis Costa Bonino, autor del divulgado "Manual de Marketing Político", da una clave: A un bajo grado de descontento del electorado corresponderá un tono "neutro"; en caso contrario, conviene más una campaña polémica.


La parte creativa comporta elegir los mensajes, eslóganes, estética del candidato. El también valenciano Antonio Laguna, quien el jueves presentó en Valencia "Las claves del éxito político. Por qué votan los ciudadanos", segmenta la estrategia en tres fases: Los tres años previos a las elecciones, el mes anterior a los 15 días de campaña y la campaña. Tres etapas que estructuran la secuencia de los mensajes que hay que ir lanzando a lo largo del tiempo. El profesor de periodismo y responsable de las campañas de Joan Ignasi Pla en 2003 y 2007, señala que, en función de los sondeos, el partido modula los mensajes y los temas, también en función de los sectores de las sociedad a los que se dirige. El termómetro social decide: El vicepresidente Rubalcaba ha "sustituido" a un Zapatero desgastado; el presidente Francisco Camps, acosado por problemas judiciales, todavía no ha "asomado" en la precampaña del PPCV.


La influencia de un buen líder
Laguna enfatiza que, si antes de la campaña hay que reforzar la parroquia propia para movilizarla, al llegar a la fase decisiva la apuesta son los indecisos. Los analistas coinciden en que entre el 70% y el 80% de los que votaron ya tenían tomada la decisión al empezar la campaña. Queda un pequeño porcentaje, entre un 5% y hasta el 15% de indecisos, que resolvieron el dilema en campaña. En esa etapa los partidos machacan con mensajes dirigidos a esa franja. Un segmento sobre el que los líderes, tienen capacidad de ilusionar o movilizar en la campaña. Un buen candidato puede decantar elecciones si logra seducir a los indecisos. El asesor de comunicación Antoni Gutiérrez-Rubí pedía en 2007, frente a un mar de aburridos tecnócratas, políticos capaces de "emocionar y emocionarse". "La capacidad que tengan los progresistas para transmitir pasión por los cambios, entusiasmo por las ideas e ilusión por los retos se convertirá en la llave emocional que les permitirá conectar con los ciudadanos. Éstos quieren soluciones, pero también horizontes, sueños, proyectos", sostiene.


Mensajes visuales, vídeos
La imagen es clave. Costa Bonino desaconseja al candidato obcecarse en discursos programáticos en televisión para poner el acento en construir, de forma no verbal, una imagen del líder, como puede ser de confianza, firmeza, competencia o renovación. Estudios sobre los mensajes televisivos revelan, según el autor, que lo que dice el candidato es menos del 10% de lo que acapara la atención del espectador. Todos los equipos se esmeran en cuidar la la apariencia e imagen del candidato. No es casualidad, a escasos meses de la campaña, que el líder del PSPV, Jorge Alarte, haya perdido algún kilo ganado en los últimos tiempos y se haya hecho un corte de pelo más moderno. El PSPV ha de buscar como sea, según Laguna, la notoriedad del candidato, conocido, según sondeos, por menos del 30% de los valencianos. "En todos los manuales de marketing te dicen que un producto desconocido por el 70% no tiene ninguna posibilidad". Los vídeos electorales se auguran protagonistas, como en Cataluña, para hablar de uno en 2011.


La relación con los medios puede ser también clave. Un equipo de prensa debe sacar el máximo fruto a sus relaciones con los medios y, llegado el caso, salvar "patinazos". Actos públicos, mítines, buzoneo electoral, carteles y pisar la calle son obligados. Internet abre un nuevo escenario aunque Sanchis recalca que la web y las redes sociales seguirán siendo testimoniales. Sólo el 3-5% del presupuesto se va a los medios electrónicos, apunta. No en balde, la campaña de Obama en Internet sirvió para recaudar fondos para destinarlos a los medios tradicionales. En los próximos comicios aún regirá la prohibición de publicar encuestas la semana previa a la votación. Un veto que, señala Laguna, se ha eludido difundiéndolos por Internet o en Andorra.


Las pifias son consustanciales a estos procesos. En 2007, Pla, junto con la candidata a la alcaldía de Valencia, Carmen Alborch, se dispusieron a subirse a un globo bajo el que, una vez en el aire, debía desplegarse la pancarta "Despega el cambio" para simbolizar la nueva etapa en la C. Valenciana. Sin embargo, el viento frustró la iniciativa. Los candidatos optaron por no subirse al aerostato que, tras varios intentos, logró elevarse 5 metros, lo justo para sacar la pancarta. El fiasco resultó premonitorio.


Sanchis recuerda la última campaña que perdió Rita Barberá, las autonómicas de 1987. Para la foto del cartel pidió reclutar a militantes. Con las vallas ya en la calle, se presentó un señor protestando al no ser afiliado y exigiendo un abrigo de visón para su esposa, con la amenaza de ir a los tribunales. Barberá fue tajante: "¡Échenlo!"
 



Mayo de 2011 en la página de Wikipedia

Presentamos aquí los datos iniciales incluidos en Wikipedia sobre las elecciones de mayo de 2011. Hemos mantenido los enlaces originales para cuidar el sentido de esta publicación.

Las elecciones autonómicas de España de 2011, sin estar convocadas para una fecha concreta aún lo mas probable es que sean el 22 de mayo, se deberán celebrar a lo largo del año 2011 en trece de las diecisiete comunidades autónomas españolas (Asturias, Cantabria, Navarra, Castilla y León, La Rioja, Comunidad Valenciana, Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha, Región de Murcia, Canarias, Islas Baleares, Aragón y Extremadura) y en las dos ciudades autónomas (Ceuta y Melilla).

Sólo Andalucía, Cataluña, Galicia y País Vasco no celebrarán elecciones a sus parlamentos autonómicos este día: para éstos, las elecciones se celebran regularmente en unas fechas diferentes a la de las elecciones a los trece restantes.

Por otra parte, a lo largo de la misma jornada, en el conjunto de España se celebrarán también elecciones a los Ayuntamientos de los más de ocho mil municipios que existen en el país (elecciones municipales); a las Juntas Generales del País Vasco; a los Cabildos Insulares canarios; a los Consejos Insulares de Baleares; al Consejo General de Arán; y a los concejos de Navarra.

 

Tabla de candidatos

En esta tabla se muestran los candidatos a la presidencia de las comunidades autónomas, ordenados según los resultados obtenidos; e incluyendo también los de aquellas formaciones políticas que hubieran perdido la representación parlamentaria con la que contaban en la anterior legislatura:                                                     

 
Flag of Aragon.svg Aragón
Marcelino Iglesias Ricou (PSOE)
Flag of Asturias.svg Asturias
Vicente Álvarez Areces (PSOE)
Flag of the Balearic Islands.svg Baleares
Francesc Antich (PSOE)
Canarian flag.svg Canarias
Paulino Rivero (CC)
Flag of Cantabria.svg Cantabria
Miguel Ángel Revilla Roiz (PRC)
Bandera Castilla-La Mancha.svg Castilla-La Mancha
José María Barreda Fontes (PSOE)
Flag of Castilla y León.svg Castilla y León
Juan Vicente Herrera Campo (PP)
Flag Ceuta.svg Ceuta
Juan Jesús Vivas Lara (PP)
Flag of the Land of Valencia (official).svg Comunidad Valenciana
Francisco Camps Ortiz (PP)
Flag of Extremadura.svg Extremadura
Guillermo Fernández Vara (PSOE-Regionalistas)
Bandera de La Rioja.svg La Rioja
Pedro Sanz Alonso (PP)
Flag of the Community of Madrid.svg Madrid
Esperanza Aguirre Gil de Biedma (PP)
Flag of Melilla.svg Melilla
Juan José Imbroda Ortiz (PP)
Flag of the Region of Murcia.svg Murcia
Ramón Luis Valcárcel Siso (PP)
Flag of Navarre.svg Navarra
Miguel Sanz Sesma (UPN)





Comuníquese con nosotros


image
 
image