image
imageimage
image

Los spots presidenciales...

 

Candidatos destinados al éxito

 

Síganos en:

 

En esta página presentamos una docena de spots de televisión de campañas presidenciales en América Latina. Todos los spots promueven las candidaturas de quienes son hoy Presidentes de varios países latinoamericanos.

Las campañas son variadas, cada país tiene problemas específicos, pero los problemas y las soluciones siempre se repiten. El empleo, la seguridad, la educación, el destino de las riquezas naturales del país, son temas siempre presentes. La prioridad en la comunicación hacia ciertos segmentos del electorado, como la juventud, las soluciones a problemas simbólicos, como el posible anacronismo de la estrella roja, símbolo del PT de Brasil y del APRA del Perú. Ciertos mitos siempre vigentes, como el del jinete solitario. Spot de finales de campaña, emotivos, dirigidos a quienes no se interesan mayormente por la política. Todo éxito electoral depende del manejo adecuado de ciertos temas, formas de comunicación y de encontrar soluciones creativas a los problemas coyunturales que las campañas plantean.


Estos spots se ven en Real Player. Si no lo tiene instalado puede descargarlo gratuitamente haciendo clic en el logo.


Los temas de campaña

En la mitad de la campaña hay que convencer a los indecisos informados. Ellos esperan que el Candidato tome posición sobre ciertos temas importantes para la sociedad, que proponga sus soluciones y que se comprometa con ellas. La mayor parte de las campañas optan por el formato de spot "Talking Head". El Candidato aparece frente a la cámara y trata de convencer al elector con su conocimiento del tema, su elocuencia o su compromiso. En esta serie vemos al Presidente Felipe Calderón, de México y al Presidente Evo Morales de Bolivia defender las propuestas centrales de su campaña.





El segmento estratégico: la juventud

La mayoría de los países de América Latina tienen una sociedad muy joven. En muchos de ellos la mitad de la población tiene menos de veinte años. Como regla general los jóvenes son muchos y no demasiado interesados en la política. Para llegar a ellos es indispensable compartir sus códigos y gustos, entre ellos la música. El Rap y el Reggaetón son buenas opciones.





Qué hacer con un símbolo devaluado?

Hay partidos que nacieron en un escenario muy diferente al que hoy les toca vivir. Muchos partidos de izquierda adoptaron como símbolo la estrella roja, en una época en que tenía connotaciones heroicas y revolucionarias. Después de la caída del muro de Berlín y de los regímenes políticos de Europa del Este, la estrella roja comenzó a tener connotaciones poco apreciadas, vinculadas al sistema soviético. Borrar los íconos, los símbolos y las identidades partidarias nunca es bueno. La mejor solución es darles una resignificación positiva, afectiva y humana. Este fue el camino elegido para las campañas de Lula en Brasil y de Alan García en el Perú.





Contra la saturación y el costo de la pauta: el spot de 10 segundos.

A medida que avanza una campaña no solamente hay que cuidarse de los adversarios, sino de la reacción negativa de los electores. Cada vez hay que ser más cuidadoso con los contenidos que se incluyen en la pauta televisiva. No se puede aburrir, hartar y saturar a los electores. Por otra parte la pauta es muy costosa, y hay que tener la máxima presencia, al mínimo costo. Una buena forma de administrar esos problemas es el spot de 10 segundos. En ese tiempo, no puede haber muchos argumentos, solamente lo esencial, con mucho ritmo visual y auditivo.


 

El jinete solitario galopa de nuevo.

Los mitos y los roles comunican siempre mejor que las palabras. En América Latina, también la historia se hizo a caballo. Hay figuras míticas como el Cowboy, que tan bien utilizó Ronald Reagan en su provecho político. Valor, justicia, lealtad, son atributos que se le conceden a esa figura. Vicente Fox utilizó la versión mexicana, el Charro. Manuel "Mel" Zelaya, recoge las tradiciones ecuestres de Olancho, su tierra natal hondureña, sobre un elegantísimo caballo de raza andaluza. En él, lleva el estandarte del Partido Liberal.

 



 

La niña que deshoja margaritas y junta votos

Desde hace más de cuarenta años se utiliza, siempre con éxito, a una niña como sujeto de las historias de campaña contadas en los spots de televisión. Desde el Daisy Spot, la niña deshojando una margarita, la cuenta regresiva, la explosión atómica; se ha adoptado muchas veces el mismo recurso. La niña representa a la parte más necesitada de protección de la sociedad. Es el spot del candidato-padre-de-familia, pero visto no en la perspectiva del protector, sino del protegido.

La última versión del Daisy Spot es "Dolores Argentina, la nena que nació el día que todos nos queríamos morir". Esta vez sirvió a la campaña de Cristina Fernández de Kirchner.

Jorge Luis Borges decía que los libros se cuentan por millones, pero las historias son muy pocas. Este spot junta dos ideas muy clásicas, la niña y el testimonial. Aquí aparecen figuras muy conocidas en Argentina, entre otros el tenista Nalbandián. Los spots de campaña se cuentan por miles, pero las ideas que funcionan son pocas y bien conocidas.
 

 


El spot emotivo final

La gran masa de electores se activa políticamente al final de la campaña. La mayoría de ellos no se interesan por la política y generalmente son poco informados. Es poco eficaz tratar de persuadir a estos electores con mensajes y argumentos políticos. Lo mejor es llegar por la imagen y la emoción. Más allá de lo que digan las encuestas, la mayoría de la gente quiere participar en un movimiento de esperanza colectiva, que haga protagonista a la gente común, con un proyecto que llegue a la vida cotidiana de las familias. Al final de la campaña siempre funcionan bien estos spots emotivos, con los que todos pueden identificarse.



 

 

Comuníquese con nosotros


image
 
image